BFGoodrich y la competición

BFGoodrich ofrece desde su inicio un rendimiento líder en el deporte automovilístico, logrando, entre otras cosas, ser el primer fabricante de neumáticos en ganar por segunda vez consecutiva la legendaria carrera de las 500 millas de Indianápolis, hazaña conseguida en 1915.

La marca se forja así una sólida reputación en las disciplinas «off-road», especialmente al ganar la Baja 1000 en 1972. Este éxito en rallye-raid se confirmó rápidamente con otras victorias en la SCORE Baja 500 en 1983 y 1988, con los pilotos Corky y Scott McMillin, y con la primera Copa del Mundo de Rallyes-Raid en 1999. La marca realiza también la proeza de sumar nada menos que 21 victorias consecutivas en la Baja 1000 entre 1986 y 2007, convirtiéndose así en la marca de referencia de la competición americana off-road.

Los éxitos se suceden en los años 90 en una amplia gama de disciplinas, culminando en 1994 con la victoria del neozelandés Rod Millen en la más célebre y complicada carrera en pendiente del mundo en Pikes Peak, con un Toyota Celica equipado con neumáticos BFGoodrich. La marque se exporta también a tierras africanas, ganando el Dakar en 1999 por medio de Jean-Louis Schlesser.

El año 2006 representa un hito en la historia deportiva de BFG, ya que la marca se incorpora al Campeonato del Mundo de Rallyes WRC, donde permite a Sébastien Loeb ganar el título cinco veces consecutivas y acompaña a los equipos de Citroën y Ford a lo más alto. Finalmente, durante su breve paso por la WRC (2006-2010), BFGoodrich ganará la totalidad de los títulos en juego, tanto para pilotos como para fabricantes. Además, la marca se incorpora al IRC en 2007, alzándose con la corona desde el primer año con Peugeot.

En los albores del nuevo milenio, BFGoodrich consolida su posición de liderazgo en Rallye-Raid monopolizando las victorias y los títulos en la FIA Cross-Country Rally World Cup y el Dakar. En los últimos años, la marca mima sus estadísticas recogiendo nuevos trofeos, ya sea en la SCORE Baja 1000 o en el Dakar, a la vez que enriquece su palmarés ganando el Australasian Safari en 2011 y 2012.

En la actualidad, el palmarés de BFGoodrich en competición automovilística se compone de nada menos que 200 títulos en los diversos campeonatos americanos off-road, 24 victorias en la Baja 1000, 10 títulos consecutivos en la Copa del Mundo FIA de Rallyes Todoterreno, así como 8 victorias en el Dakar, la última de ellas en 2012 con Stéphane Peterhansel a bordo de un Mini. La marca es, por otra parte, uno de los protagonistas clave de numerosas carreras locales, sobre todo en Norteamérica, donde la calidad de las cubiertas BFGoodrich se pone a prueba en una gran variedad de superficies, desde tierra a arena, rocalla y, por supuesto, asfalto, lo que demuestra la increíble polivalencia de los productos BFGoodrich.