Etiquetado de los neumáticos

Consumo de carburante

Cerrar

En la parte izquierda de la etiqueta se indica la contribución del neumático al consumo de carburante y a las emisiones de CO2.
Los neumáticos, sobre todo en función de su resistencia a la rodadura, representan alrededor del 20% del consumo de carburante de los vehículos. Una reducción de la resistencia a la rodadura puede, por lo tanto, contribuir de manera significativa a la eficacia energética del transporte por carretera y, así, a la reducción de emisiones (CO2). Es este valor de resistencia a la rodadura, medido en una máquina de simulación, lo que determina el grado del neumático.

¿Qué diferencia existe entre un neumático A y un neumático G?

La diferencia de resistencia a la rodadura es considerable y representa una evolución tecnológica de varias generaciones de neumáticos.

En un turismo, el impacto sobre el consumo de carburante entre un neumático A y uno G es muy importante, del orden de 0,5 l/100 km.

Es decir, 80 l de carburante al año (por 15.000 km/año).

Más de 100 EUR/año para un vehículo de gasolina (para un precio de carburante de 1,30 EUR/l)

Si el impacto económico para el consumidor es muy importante, el impacto medioambiental no lo es menos, ya que esta diferencia de consumo corresponde a 12 g de emisión de CO2 por km.