El etiquetado de los neumáticos

El etiquetado de los neumáticos para turismos y vehículos comerciales ligeros es obligatorio desde el 1 de noviembre de 2012.

[Reglamento Europeo n.° 1222/2009]

Estas nuevas disposiciones reglamentarias constituyen un importante avance en términos de información al consumidor sobre temas de seguridad (frenado sobre carretera mojada) y ambientales (resistencia al rodamiento, ruido externo). Obligan a comunicar a los consumidores información sobre el consumo de combustible, la adherencia sobre carretera mojada y el ruido externo que producen los neumáticos al rodar.

La intención del reglamento

Exemple d'étiquette de pneu

El objetivo de esta nueva reglamentación es aumentar la seguridad, la eficacia ambiental y económica del trasporte por carretera, promoviendo neumáticos seguros con poco consumo de combustible y niveles bajos de ruido de rodadura. El etiquetado de los neumáticos debe permitir a los consumidores tomar decisiones más informadas al tener la posibilidad de valorar estos tres elementos junto con los demás criterios que tienen en cuenta habitualmente en el momento de la compra.

No obstante, es importante ser consciente de que el ahorro de combustible y la seguridad en carretera dependen en gran medida del comportamiento de los conductores y, especialmente, de los siguientes factores:

  • la conducción eficiente puede reducir significativamente el consumo de combustible,
  • la presión de inflado de los neumáticos debe ser la correcta y comprobarse regularmente para garantizar un consumo óptimo de combustible y la adherencia sobre carretera mojada,
  • deben respetarse siempre estrictamente las distancias de frenado.

Es importante tener en cuenta que los tres criterios descritos en la etiqueta, aunque son importantes, no abarcan de manera exhaustiva las prestaciones del neumático.

Consumo de combustible

Picto consommation de carburant

La parte izquierda de la etiqueta indica la contribución del neumático al consumo de combustible y a las emisiones de CO2.

Los neumáticos, debido sobre todo a su resistencia al rodamiento, representan aproximadamente el 20% del consumo de combustible de los vehículos. Así pues, la reducción de la resistencia al rodamiento puede contribuir notablemente a la eficiencia energética del trasporte por carretera y, de este modo, a la reducción de las emisiones (CO2). Este valor de resistencia al rodamiento, que se mide en un simulador, es lo que determina el grado del neumático.

¿Qué diferencia existe entre un neumático A y un neumático G?

La diferencia de resistencia al rodamiento es considerable y representa una evolución tecnológica de varias generaciones de neumáticos.

En un turismo, el impacto sobre el consumo de combustible entre un neumático A y un neumático G es muy importante, del orden de 0,5 l./100 km. Es decir, aproximadamente 80 l. de combustible al año (para un recorrido de 15.000 km anuales).
Más de 100 € anuales para un vehículo de gasolina (con un precio del combustible de 1,30 €/l.)

Si el impacto económico para el consumidor es muy importante, el impacto ambiental no lo es menos, ya que esta diferencia de consumo corresponde a 12 g de emisiones de CO2 por km.

Adherencia sobre carretera mojada

Picto adhérence

La parte derecha de la etiqueta describe el comportamiento del neumático en situación de frenado sobre carreteras mojadas. Las mediciones se realizan en el vehículo en las condiciones establecidas por el reglamento europeo (velocidad, características de las pistas, altura del agua, temperatura...).

El grado se establece comparando el rendimiento del neumático examinado en relación con un neumático de referencia.

¿Qué diferencia hay entre un neumático A y un neumático F? (Para este nivel de seguridad, los neumáticos que obtengan un grado G no están autorizados para la venta).

La diferencia de la distancia de frenado entre un vehículo equipado con neumáticos de la categoría A y un vehículo equipado con neumáticos de la categoría F es superior a 18 metros.

Ruido de rodamiento externo del neumático

Picto bruit

El ruido producido por la circulación supone una molestia importante. La parte baja de la etiqueta indica el nivel sonoro del neumático, emitido a exterior del vehículo, y no el ruido percibido por el conductor desde el interior del vehículo. La cifra expresa el nivel sonoro en decibelios.

Además de la cantidad de ruido en decibelios dB(A), un pictograma muestra si el valor de ruido de rodamiento externo del neumático está por encima del futuro límite obligatorio europeo (3 ondas negras = neumático más ruidoso), entre el futuro límite y 3dB más abajo (2 ondas negras = neumático dentro de la media) o más de 3 dB por debajo del futuro valor límite (1 onda negra = neumático poco ruidoso).

Otros soportes informativos para los usuarios

En el caso de las categorías de neumáticos para coches particulares, vehículos comerciales ligeros y pesados, la información del etiquetado figurará de manera estándar en la documentación técnica promocional de los fabricantes, incluida la alojada en Internet.

La misma información deberá indicarse también en (o con) la factura de venta de los neumáticos, entregada al comprador. De este modo, el usuario podrá mejorar su conocimiento de los productos y compararlos en función de estos criterios.

Enlaces útiles