El arte del viraje según BFGoodrich

Sensación no es sinónimo de velocidad…
El conductor debe dar siempre prioridad a la seguridad sobre la velocidad y conducir respetando las normas de tráfico. La velocidad no es obligatoria para experimentar sensaciones al volante. En las curvas y en las carreteras sinuosas es donde el grip excepcional de los neumáticos BFGoodrich ofrece un placer de conducción óptimo.
Tomar una curva sin riesgo depende, por supuesto, de nuestra actuación al volante, pero también de que hayamos elegido neumáticos de calidad. Equipa tu vehículo con neumáticos BFGoodrich y sigue los consejos de conducción que figuran a continuación; de este modo, podrás tomar cada curva con total confianza.

Antes de la curva…

Para iniciar un giro en las condiciones óptimas de adherencia, de motricidad y de seguridad, se recomienda encarecidamente anticiparse y frenar antes del giro, mientras las ruedas delanteras están rectas.

Los neumáticos BFGoodrich te proporcionarán un mejor grip longitudinal y, por tanto, una adherencia y frenado mejores.

… En la curva…

Evita frenar en la curva, ya que la transferencia de carga hacia la parte delantera del vehículo conlleva una disminución de la adherencia del tren trasero, lo que aumenta el riesgo de derrape.

Gracias a su excelente grip transversal, los neumáticos BFGoodrich te ofrecen una adherencia perfecta durante todo el giro. Además, su gran precisión de trayectoria te permite dirigir tu vehículo exactamente hacia donde deseas.

… al salir de la curva…

Una vez finalizado el giro, acelera únicamente cuando las ruedas delanteras de tu vehículo estén rectas de nuevo. La potencia de aceleración debe ser proporcional al ángulo del volante, acelera de manera progresiva a la salida del giro. El grip longitudinal de los neumáticos BFGoodrich te proporciona una mejor capacidad de aceleración.

El equilibrio natural y el grip incomparable de los neumáticos BFGoodrich te permiten gestionar mejor tus giros.